ARTESTAMP comenzó su actividad en 1952 como un taller de obra fundado por Antonio Sbrascini y su hijo Armando. En tiempos donde no había chapa plegada, se trabajaba con hierros perfilados. Luego, en 1960 se incorporan a la empresa, llegados de Italia, Arduino Sbrascini, hermano de Antonio, y su hijo Domingo.

Trabajaron juntos diez años hasta que Antonio se retiró, formándose una nueva sociedad llamada Met. SMAT, nombre tomado por las iniciales (S de Sbrascini, M de Mingo –diminutivo de Domingo-, A de Arduino y T de Tulli, el último de los cuatro socios).

En 1971, por iniciativa de Domingo, se tecnificó la actividad y se comenzó a trabajar con chapa doblada. Se continuó así hasta 1980, cuando por temas de salud tanto Arduino como Armando se retiraron y se decidió disolver la sociedad. Domingo, con el apoyo de su padre, quedó a cargo de la fábrica y le cambió el nombre por ARTESTAMP S.R.L., como se la conoce actualmente. Con la ayuda de su mujer Mirta Fusco, Domingo logró agrandar la fábrica hasta convertirlo en una pyme modernizada, que fue pionera en desarrollar puertas estampadas, inyectadas con poliuretano expandido y pintadas con polvo poliéster a 230 grados.